7 febrero, 2018

DA VALOR A LAS HERENCIAS

Mudanza

Photo by Ignat Kushanrev on Unsplash

La pérdida de un ser querido puede ser uno de los momentos más tristes de nuestra vida y en ocasiones hasta puede llegar a ser traumático. Si a ese dolor le añadimos el hecho de que hay que enfrentarse a la gestión de los EFECTOS PERSONALES (vestuario, vajilla, libros, etc.), documentos y recuerdos de esa persona que ya no está entre nosotros, esa situación puede causarnos un bloqueo que haga que nos cueste años llevar a cabo esa tarea.

Por otra parte, puede darse el caso que recibamos una herencia de alguien con quien, por diversas causas, hace muchos años no tenemos ningún tipo de relación. Seguramente la realidad es que no exista NINGÚN tipo de APEGO ni sentimiento positivo hacia sus cosas pero nos vemos en la necesidad de seleccionarlas para venderlas o darlas en el menor tiempo posible.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones y no tienes ni tiempo ni ganas de clasificar, ordenar, donar, en definitiva, gestionar todos esos objetos, contacta conmigo y diseñaremos un plan de trabajo adaptado a tus necesidades y con un calendario adecuado a tus intereses.